Remakes que fueron mejor que el original

Remakes que fueron mejor que el original

Está semana comenzamos con el ‘Reto Cinéfilo de Sin Enfoque’, nos toca ver una película sobre ‘Viajes en el Tiempo, si aún no sabes cual ver no te preocupes que nosotros te ayudaremos a elegir tu mejor opción.

Un remake es una obra, generalmente cinematográfica, que realiza de una obra preexistente y que respeta, de manera general, la línea argumental, los protagonistas y la ambientación de la original, aunque podríamos pensar que ninguna obra puede superar a la original hoy te presento los remakes que fueron mucho mejor que sus películas originales. 

 

 

El cabo del miedo

Muchos discutirán que el delirante remake de Martin Scorsese sea mejor que la película original, pero lo cierto es que visualmente es una maravilla, igual que la desaforada y hasta divertida interpretación de Robert DeNiro. Para gustos, como todo. Como detalle: a Scorsese ni se le pasó por la cabeza cambiar la banda sonora y usó la misma y magistral partitura del gran Bernard Herrmann, quien había compuesto para él la banda sonora de Taxi Driver.

 

 

 Ocean´s Eleven 

 

Warner volvió a uno de sus éxitos del pasado y lo mejoró. El productor Jerry Weintraub (agente de estrellas, capo de United Artists y creador de la franquicia Karate Kid) fue muy astuto al contratar como director a Steven Soderberg y al juntar a un repartazo: Clooney, Damon, Roberts, Pitt, García… Warner se gastó 85 millones en la película y recaudó 450. Un bombazo de taquilla para una película con mucha clase y la mar de entretenida.

El Rat Pack creó Ocean’s 11 en 1960 con un reparto estelar. Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy David Jr., Peter Lawford, Joey Bishop … La lista es interminable. Pero la película no sabe qué hacer con ellos, y a menudo se atasca. El remake de Steven Soderbergh – protagonizado por George Clooney, Julia Roberts, Brad Pitt, Matt Damon, Don Cheadle y muchos más – es un gran puzle, con cada actor teniendo su momento y haciéndolo maravillosamente.

 

 

Scarface

La primera película salió en 1932, y pues digamos que pasaron desapercibidas, sin embargo la versión de 1983 protagonizada por Al Pacino se detuvo ante la fachada de un viejo cine y se metió a la proyección de Scarface, que nunca había visto. A la salida del cine, llamó arrebatado a su agente para decirle que esa sería su próxima película. Dicho y hecho: Oliver Stone, guionista, ambientó la historia de auge y caída de Tony en el Miami de la coca. De rodarla se encargó Brian De Palma tras el rechazo de Sidney Lumet, al que no convenció el trabajo de Stone.

 

Casino Royale

Casino Royale presentó a Daniel Craig al público como James Bond, pero no fue la primera versión de Casino Royale. La primera novela de James Bond ya se había adaptado dos veces antes, en una película para TV bastante decente en 1954 (en la que Bond era americano), y en una loca, pero no demasiada divertida película en 1967. El remake de Martin Campbell capturó toda la emoción y la evolución del personaje de la novela de Fleming, y dio el empujón que necesitaba la franquicia en el proceso.

La Mosca

La película original llegó en 1958 de mano de Kurt Neumann, y era sobre un científico cuyos experimentos para el teletransporte terminan uniendo por accidente sus genes con una mosca. Un clásico de terror con uno de los mejores finales del género. Pero el remake de 1986 de David Cronenberg transforma todo en una tragedia de ciencia ficción, una perturbadora metáfora de como te consume una enfermedad. Jeff Goldblum y Geena David realizan unas interpretaciones increíbles, y sus efectos de maquillaje ganaron un Óscar, e incluso siguen siendo de los mejores que recordamos.

 

 

Pedro y el Dragón

El híbrido entre animación real y animación de Disney en 1977, sobre un niño cuyo mejor amigo es un dragón de dibujos es una loca comedia con grandes canciones y extrañas interpretaciones. Pero el remake dirigido por David Lowery es una película encantadora. Cuenta con una fotografía extraordinaria, actuaciones de gran nivel y mucho impacto emocional, hasta el punto de sobrepasar al original casi de todas las formas posibles. (Las canciones originales siguen siendo geniales)

El Mago de Oz

El Mago de Oz es una de las películas más queridas de todos los tiempos, con canciones que se siguen cantando hoy en día, y diálogos que la gente sigue citando. También es un remake de un filme mudo realizado en 1925 bajo la dirección de Larry Simon . La fantasía clásica de L. Frank Baum sobre una pequeña niña de Kansas que viaja al otro lado del arcoiris, hasta una tierra con criaturas fantásticas, ya se había convertido en múltiples películas muda antes de que Judy Garland fuera la protagonista de la historia, y ninguna de ellas ha dejado una sensación parecida a esta.

El hombre que sabía demasiado

 

Veintidós años después Hitchcock, decide volver a filmar esta película  con nuevo guionista, más duración y localizaciones mucho más exóticas, Hitchcock ofrece una trama apasionante, una dirección impecable y una fotografía asombrosa al servicio de James Stewart y Doris Day, mucho dicen que es una de las mejores películas del director. 

El mensajero del miedo 

 

En 1962 El filme de John Frankenheimer tuvo gran trascendencia política en EE.UU, especialmente por el momento en que se realizó, sin embargo en 2004  Jonathan Demme decidió hacer su propia versión convirtiéndola en uno de los mejores thrillers de los últimos veinte años. Elegante, aterradora y con una dosis perfecta de conspiración demencial, el candidato de Manchuria rebosa tensión con su tratamiento sobre el control mental. Si no la has visto, estás tardando. 

 

 

La jaula de las locas

Fantástico y respetuoso remake de ‘Vicios pequeños’ que tal vez se haya quedado casi tan anticuada como la original (en la mitad de tiempo), pero cuyas interpretaciones absolutamente delirantes la convierten en una fábrica de carcajadas. Williams, Lane y Hazaria brillan con luz propia en una película llena de corazón y destinada a solucionar de un plumazo una mala tarde de domingo.

Recuerda que si le entras al reto etiquetanos en tus redes sociales y usa el Hashtag #RetoCinéfilo #SinEnfoque, para que podamos compartir tus fotos, opiniones y no olvides retar a tus amigos, para que todos podamos disfrutar de los Clásicos del Cine

🎬Descarga el Reto Cinéfilo  👉 AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *