5 objetivos para lograr fotos impresionantes

5 objetivos para lograr fotos impresionantes

Te presentamos 5 tipos de objetivos que marcarán una gran diferencia entre las fotos que consigues ahora con el objetivo del kit y tus próximas fotografías que te sorprenderán hasta a ti.

TELEOBJETIVO, EL ESPÍA

Podrías optar por un 55-200mm alcanza sin problema sujetos bastante lejanos sin tener que acercarte a ellos. Es el objetivo ideal para hacer fotografías casuales a personas en la calle (sin que se intimiden), si tienes alma de paparazzi, este es tu objetivo.  También es una excelente idea si te gusta la  fotografía de animales, aves, pájaros, etc.

Aquí lo importante es hacerse con uno que tenga una buena apertura máxima, aunque con un f/4 ya empezaría a ser suficiente. A mayor apertura, mayor luz entra, más rápido puede ser el disparo y más nítida es la imagen. Si vas a invertir en un teleobjetivo, no pierdas tu dinero en uno cuya apertura sea superior a f/5 porque la mayoría de las fotos te saldrán borrosas. Recuerda, un f/4 por lo menos, y si puede ser menos, mejor. Recuerda también que, en el caso de los teleobjetivos, cuesta muy caro dar con objetivos que tengan aperturas muy grandes. De hecho no sé si hay algún teleobjetivo cuya apertura sea f/1.4 por ejemplo. Si lo hubiera, tendría que costar un ojo de la cara. Así que, con que esté en los f/4 yo creo que estaría genial.

OBJETIVOS GRAN ANGULAR

Tienen la ventaja de abarcar un ángulo mayor que el de la visión humana. Son ideales para capturar imágenes panorámicas o grandes objetos o lugares desde distancias cortas.

Los objetivos de gran angular suelen tener entre los 12 y los 20mm de distancia focal. Esto es subjetivo, seguro que hay alguno me dirá que me estoy dejando fuera a los de 10mm por ejemplo, y puede ser cierto, pero es verdad que si bajamos a distancias focales inferiores ya entramos en un tipo de objetivos donde la imagen resulta demasiado distorsionada, y serían prácticamente objetivos «ojo de pez», que para el caso no vienen. Y es que con estos objetivos puedes exagerar las perspectivas y distorsionar las líneas.

OJO DE PEZ

De todos los tipos de objetivos, este es probablemente el menos versátil. Esta lente circular con un ángulo extremadamente grande sirve para dejar volar la imaginación. Crea un efecto similar a una imagen reflejada en una esfera y te permite capturar todo lo que necesitas aunque tus ojos no puedan percibirlo. También se utiliza en el interior de iglesias para poder incluir toda la escena: protagonistas, invitados, techo, suelo… ¡todo! Es como el gran angular, pero más exagerado y distorsionado.

El inconveniente es que es un poco caro y su efecto es tan específico que no es recomendable como primera opción a la hora de hacerte con un primer objetivo extra. Para que te hagas una idea, estos son algunos precios aproximados:

OBJETIVOS MACRO

Se caracterizan principalmente por la capacidad de enfocar a distancias muy cortas. Su distancia focal suele ser normalmente de 50 hasta 200mm. Es el objetivo ideal para fotografiar flores, insectos, o detalles minúsculos de cualquier objeto.

Como te decía, estas lentes son utilizadas sobre todo en la captura de flores e insectos por su cualidad para fotografiar a distancias muy cortas y aumentar considerablemente el tamaño del objeto de nuestro interés. Imprescindibles en la fotografía científica, gracias a estas lentes has podido ver insectos a un tamaño que probablemente te hayan asustado, o no, pero que seguro que no te han dejado indiferente, ¿verdad? Incluso habrás podido ver detalles que al natural son difícilmente apreciables al ojo humano.

Por sus máximas aperturas y su calidad de imagen, son también una buena opción para los retratos. Pero no queda ahí la cosa, los objetivos macro se pueden utilizar para fotografía de producto, gastronomía, fotografía abstracta, etc.

50 MM F/1.4

«Si tuviera que pasar el resto de mi vida con un solo objetivo, sería sin duda éste. Su distancia focal de 50mm es sencillamente perfecta. Constituye el punto perfecto entre un gran ángulo de visión y un teleobjetivo. Por otra parte, la terriblemente generosa apertura del diafragma de este objetivo lo hace extremadamente luminoso. Facilita muchísimo el tomar fotos en situaciones de escasa luz, por no hablar del juego de profundidad de campo que permite».

Y es que entre sus ventajas encontramos que al ser una focal fija, rinde mucho mejor, pero lo que hace tremendamente útil a esta lente es su gran apertura de diafragma, que como él bien dice, te permite capturar la luz de una forma extraordinaria y, además, jugar con la profundidad de campo para conseguir destacar el objeto de interés o sólo una parte enfocándolo en extremo mientras que desenfoca el resto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *